Taller de divulgación histórica ¡Pinta el Panot!

¡Pinta el Panot! es una experiencia colectiva intergeneracional que recupera la historia del modernismo catalán través de su simbología. Es un proyecto educativo y de aprendizaje de la historia en relación al territorio urbano y sus elementos arquitectónicos tradicionales.

Reconstruir la historia
Mediante la experimentación física del arte urbano brindamos la posibilidad de imaginar una nueva ciudad mediante la reconstrucción de una calle del Eixample Barcelonés. Como piedra angular del proyecto nos inspiramos en uno de los símbolos del diseño de la Barcelona modernista: el “Panot de flor”, un tipo de baldosa hidráulica diseñada en el s. XIX. empleada para pavimentar numerosas calles del Eixample.

La historia como herramienta pedagógica
¡Pinta el Panot! es un taller familiar de arte urbano y de divulgación histórica para niños y niñas entre 5 y 7 años. Es una herramienta pedagógica que promueve a través del arte, el juego y la historia diversas competencias como el trabajo en equipo, la autogestión, la psicomotricidad y la autonomía.

Con plantillas (stenciles) de las baldosas y sobre cartón, con pintura de colores y rodillos se crea una experiencia social emancipadora, intergeneracional y autogestionada donde padres, madres, niñas y niños construyen, pintando, ayudándose mutuamente y sobre todo respetando el espacio físico, emocional y ritmo del otro.

Características de la actividad:
Es una actividad familiar e intergeneracional para grupos de máximo 20 niños acompañados de 1 o 2 adultos. Se puede realizar tanto en espacios exteriores como interiores.

Instituciones donde se han realizado estos talleres:

  • Biblioteca Vapor Vell (Sants Montjuic)
  • Fiesta del Comercio Gràcia (Gràcia)
  • Convent de San Agustí (Ciutat Vella)
  • Sindicat de Llogaters (San Antoni)
  • Bateau Lune (Gràcia)

Experimentar en el espacio público el juego, el color y la historia tiene una fuerza a veces inesperada. Los mayores van compartiendo sus historias y se va generando un diálogo donde la historia está viva. Así los más pequeños aprenden no sólo el origen del Panot, sino el origen de muchos oficios y sobre su propia ciudad e identidad.

¿Pinta el qué? ¡El Panot!
Al decir “Panot” nos referimos a la baldosa modernista más característica del Eixample de Barcelona. Su nombre parece que viene del francés “panneau” y sirve en Catalunya para referirse a las losetas, baldosas o losas de gran resistencia, fabricadas con cemento hidráulico, para estar a la intemperie sin estropearse. El cemento hidráulico es un tipo de cemento, muy económico, que apareció en torno a la revolución industrial y se endurecía al combinarse con el agua.

Un poco de mi historia
Mi nombre es José Luis Infante, tengo 47 años y desde hace varios años investigo las relaciones sociales en los antiguos oficios industriales de Barcelona. Activé mi investigación de campo en el barrio de Sants y puse especial énfasis en el tejido industrial de las antiguas fábricas textiles como el Vapor Vell o Can Batllò. A su alrededor, aún perduran familias que vienen realizando el mismo oficio desde hace varias generaciones. Son anónimos guardianes de la memoria de una manera de trabajar y socializar que hoy parece obsoleta. De cuando el tiempo era otro.

Me parecieron tan valiosos estos testimonios que elaboré una pequeña cartografía íntima de estos guardianes de la memoria para que los más pequeños pudieran conocer la historia viva de su barrio. Esta ruta ha sido premiada como una de las mejores propuestas de ocio familiar inclusivo en el 2016. Este es el link: http://www.eltano.es/ruta-premiada/

En paralelo y gracias a mis estudios en el grado de Historia y Geografía en la UOC comencé a desarrollar talleres de arte urbano, intervenciones en el espacio público y rutas educativas e interculturales con la historia como eje principal. Estas actividades se han realizado en diversos barrios de Barcelona como Gràcia, Sants, Ciutat Vella, San Antoni, el Raval, Poble Sec, el Born entre otros.

 

Anuncio publicitario